En Canadá, todos los trabajadores tienen derecho a trabajar en un entorno laboral seguro y la ley protege a los trabajadores contra condiciones de trabajo peligrosas. Aunque ciertos empleos conllevan más riesgos que otros, nadie debería sentirse en peligro mientras realiza su trabajo.

Si cree que su empleador no está acatando la ley, usted tiene derecho a presentar una queja ante la oficina de normas laborales de su provincia o territorio. Si usted es miembro de un sindicato, también puede solicitar la asesoría de su representante sindical.

¿Es seguro mi trabajo?

Hágase las preguntas siguientes:

  • ¿Estoy debidamente capacitado para realizar mi trabajo y operar los equipos o maquinaria que utilizo?
  • ¿Dispongo de un equipo de seguridad adecuado para efectuar mi trabajo? Mi empleador, ¿ha tomado medidas para hacer que mi lugar de trabajo sea lo más seguro posible?

¿Qué debo hacer si me piden que haga un trabajo peligroso?

Usted tiene derecho a negarse a realizar un trabajo que le parezca altamente peligroso para su salud o su seguridad. Su empleador no puede obligarle a realizar un trabajo que usted considere peligroso – y tampoco puede despedirlo o negarse a pagarle por ese motivo. Además, su empleador tiene la obligación de investigar todo peligro que haya sido notificado en el lugar de trabajo. Usted tiene derecho a negarse hacer la tarea en cuestión hasta que usted y su empleador estén de acuerdo sobre los puntos siguientes:

  • El peligro ha sido eliminado.
  • Usted ha recibido la capacitación necesaria.
  • El problema ya no existe más.

¿Qué sucede si mi empleador no está de acuerdo con que el trabajo es peligroso?

Si usted y su empleador no están de acuerdo, notifique la situación a la oficina de salud y seguridad laboral de su provincia o territorio. Usted puede negarse a efectuar cualquier tarea que le parezca peligrosa hasta que un representante provincial o territorial de la oficina de salud y seguridad laboral le concluya que la tarea en cuestión no es peligrosa.

¿Qué sucede si me lesiono en el trabajo?

Si usted se lesiona en el trabajo, debe notificar a su supervisor o empleador a la brevedad posible. Consulte a un doctor de inmediato si cree que necesita atención médica. 

Ciertas provincias y territorios prevén una indemnización (gastos de atención médica o prestaciones salariales) si usted se lesiona en el trabajo o si su trabajo le causa alguna enfermedad. Si usted aún no tiene derecho a darse de alta en el plan de seguro de salud de su provincia o territorio, su empleador deberá suministrarle un seguro de salud privado hasta que usted tenga derecho al plan de seguro de salud provincial o territorial. Su empleador no está autorizado para deducir ningún dinero de su salario para pagar ese seguro de salud privado, salvo si usted fue contratado a través del Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales.

Foto : Amol Sonar